¿Por qué los venezolanos sufren cada vez más de gripe?

Esta es una pregunta importante para responder en este artículo, pues a lo mejor no estamos conscientes de nuestra forma de vida, o en la forma en la cual estamos viviendo. Cuando planteo el termino GRIPE, este hace referencia a un estado vinculado a un virus que causa fiebre, escalofríos, dolores de cabeza, dolores musculares, estornudos, problemas respiratorios, dolores en la garganta y un intenso malestar general, entre otros síntomas que en la mayoría de las veces suelen desaparecer en el plazo de una semana, sin necesidad de atención médica.

Al ser la gripe una enfermedad infecciosa, a su vez relacionada desde el contexto emocional con la ira y la crítica, la misma puede desencadenarse después de haber vivido una situación en la que tuvimos una gran decepción, un gran disgusto o frustración que nos lleva a querer dejar de sentir (o respirar) lo que sucede a nuestro alrededor y esto se manifiesta con la congestión en la nariz, por lo tanto nuestra respiración es más dificultosa, haciéndonos sentir grandes tristezas. Entonces puedo preguntarme: ?con quién estoy yo enfadado? ?A quién quiero yo quitarme de encima, qué siento que está invadiendo mi espacio o me está transgrediendo? ?Qué cosas puedo perder o están en riesgo de perder? Unas preguntas para que te tomes tu tiempo y respondas. También, al hablar de gripe y de sus síntomas es importante destacar que la fiebre emocionalmente está vinculada a la ira, los estornudos con la crítica, al hecho de “querer sacarse a alguien de encima” o una situación, y el malestar en general con la frustración. En ese sentido; la gripe comúnmente se presenta en la persona a quien le cuesta trabajo expresar sus deseos y manifestar sus necesidades. Estas personas se sienten ahogadas por una situación, e incluso puede utilizarla para salvarse de esa misma situación.

Un importante ejemplo para ilustrarnos es el caso de un trabajador que ya no tolera seguir trabajando con su jefe; en la mayoría de las ocasiones esta persona en el primer plano comienza a desarrollar de forma continua gripe, que desde un punto de vista inconsciente le hace “retirarse” del lugar del trabajo por reposo médico, es decir; que los malestares de la gripe se incrementan tanto, hasta el punto de extender el reposo por varios días o semanas, aun siendo su verdadero deseo interior el seguir trabajando, pero en el fondo lo que busca es alejarse de su jefe. La gripe siempre tiene que ver con nuestra relación con alguien o con algo y por lo tanto, la gravedad o la continuidad de ésta puede indicarte qué tanto te puede perjudicar la actitud que mantienes ante lo que debes hacer o ser. Por tanto, en lugar de creer éste como el único modo de huir de una situación o de una persona, te ayudará en cambio a ser consciente de lo que te sucede con la posibilidad de cambiar tu actitud interna, que se manifiesta como una gripe porque tendemos a asumir una actitud de víctima o posiblemente !dramatices demasiado!, o simplemente te enfocas en los aspectos negativos del hecho o de la situación y dejas de ver lo positivo.

En el caso venezolano, puedo señalarte que las estadísticas de los niveles de gripe en nuestro país realmente son muy altos, pero lo que mayormente llama la atención, es la frecuencia de repitencia. Como investigador de las enfermedades emocionales, señalo muy responsablemente que esto se debe a que muchos venezolanos han perdido la capacidad de pensar positivamente y se han “enfrascado “cada vez más en la mediocridad, en el individualismo, el oportunismo y en todos los “ismos” que puedan existir, teniendo en cuenta que la terminación ISMO significa extremismo. Hemos perdido además los niveles de tolerancia, respeto, lealtad y valor de cada ser humano que habita en esta tierra maravillosa que tiene el nombre de una mujer VENEZUELA. Es así como esos comportamientos negativos relacionan emociones negativas señaladas anteriormente, lo cual desde el punto de vista psicosomático, comienza en primera instancia a generarnos enfermedades. La primera de ellas es la gripe. Es a la vez una de las primeras fases o síntomas que nos indican que nuestro sistema inmunológico está comenzando a deprimirse. Y realmente las personas por no saber leer, ni escuchar los mensajes de nuestro cuerpo caen en un estado de enfermedad constante como la gripe. Considero que es el momento de dejar de enfocarnos como familia venezolana en los aspectos negativos y cambiar las perspectivas en tantas cosas positivas que nuestro país y sociedad nos brinda como cada niño que nace, cada persona que se sana de cáncer, los enfermos que se han recuperado, los hogares reconciliados, niños abandonados que han sido adoptados, familias recuperadas, deportistas que han vuelto con medallas y han puesto el nombre de nuestro país en alto.

Tenemos ante nuestros ojos, tantos aspectos positivos e importantes que nos pueden liberar de la depresión emocional, evitando la gripe y !no prestamos atención! Creo y estoy convencido de que es hora que como venezolanos nos sanemos, a través de la integración y el crecimiento complementario, que solo nos ofrece el despertar de nuestra conciencia, permitiéndonos expandir el verdadero conocimiento de lo que es la diferenciación, que surge desde la unicidad del individuo, el cual fortalece y es parte de la autoestima, el cual creo está muy fracturado. Es hora además que pongamos nuestros ojos en todas las cosas positivas y hermosas que nuestro país tiene y quitemos un poco la mirada a los puntos oscuros, que solo son oportunidades de mejoras y cambiemos la perspectivas a tantas oportunidades de sanación que tenemos como familia y sociedad. El efecto seguido de seguir mirando todo lo negativo causará que nuestra sociedad no solo sufra de gripes en altas proporciones sino, también, que sigamos sumando altos índices de depresión, enfermedades respiratorias, estomacales hasta llegar al cáncer. Recuerda: Hay cosas que dependen de ti, que puedes cambiar. Si eliges cambiarlas. Pero hay otras cosas que no dependen de ti, y lo que puedes hacer para conservar tu salud psicológica, social, física y espiritual es cambiar la perspectiva de la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *