La familia constituye el punto de partida para el crecimiento
en todas las dimensiones. Cuando las personas forman parte de ese sistema
humano, desarrollan conciencia de sí y sentido de pertenencia, no como quien
pertenece a un club o a un gremio profesional; pues, “pertenecer” es ser lo que efectivamente uno es, con conciencia, significado y dirección.

En familia se crece y se vive de manera
diferente. Familia es una experiencia única que no se puede sustituir con
ninguna otra experiencia, por ello, ser familia es mucho más. Cuando tienes
familia lo tienes todo. Cuando no tienes familia, todo te falta. Puedes
conseguir lo mismo pero el esfuerzo es mayor, la energía que necesitas termina
siendo mayor y los resultados no están garantizados.

Lamentablemente la ignorancia sobre lo esencial
nos ha llevado a vivir de fiado: creyendo
que somos una cosa, para terminar siendo algo totalmente diferente
. Tener un
hijo no es como tener un gato o un perro, es la más bella experiencia humana
donde todos, padres e hijos se interconectan de una forma profunda y casi
mágica. Esa experiencia de ser familia se alimenta con el contacto y con el
aprecio de unos con otros, un laboratorio donde todos aprenden a quererse y a
querer, a ser personas efectivas y responsables.

Pregúntate: ?Eres Familia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *