Mi país pide cambios, pero ?Cuándo Cambiará?

Cuando dejes de tener pensamientos conformistas y asumas actitud de
emprendedor; cuando dejes de decir no puedo y asumas que sí puedes; por tanto,
eres capaz de hacer lo que elijas hacer; cuando comiences a ver que esta nación
esta llena de oportunidades y no de limitaciones, te corresponde a ti ver donde
están esas oportunidades; cuando asumamos que tenemos derechos pero también
deberes y que no sólo les corresponden cumplirlos a los lideres políticos, si
no a tí y a mi también; cuando salgamos a votar; cuando dejemos de decir “ponme
donde hay que de lo demás lo hago yo”; cuando respetes a las personas de la tercera
edad, las que tienen alguna discapacidad física y sus espacios para transitar;
cuando dejemos de buscarle la vuelta para enriquecernos ilícitamente de
cualquier beneficio que las políticas del gobierno nos favorecen; cuando dejes
de decir “ese no es mi problema, yo no compro en dólares”; cuando dejemos de
querer que el gobierno nos resuelva cada una de nuestras situaciones.

Nuestro país cambiará; cuando sueltes el querer tener todo el tiempo la razón,
cuando veas las inmensas colas para comprar alimentos y digas “gracias a Dios
yo no compro los productos regulados”; cuando dejes de “tragarte” los semáforos
respetando las normas de transito y peatones, cuando dejes de irrespetar a la
gente que está en colas temprano primero que tu y siempre busques a quien
comprarle la conciencia con 20 bolívares para que te pase a ti primero, cuando
atiendas a tus hijos y les eduques en valores; cuando le enseñes a tus hijos
que su valor es interior y no exterior, cuando trabajemos con nuestra
espiritualidad, cuando aprendas a escuchar, ser tolerante y a la vez respetes
la diferencia del otro y la tuya también, cuando seas realmente honesto y leal
contigo mismo, cuando hagas conciencia que nuestros hijos son nuestros reflejos,
cuando

dejemos de echarle la culpa a los gobiernos de lo que sucede en nuestra sociedad y asumamos
que este es el resultado de lo que hemos construido en ella.

De igual forma, nuestro país cambiará; cuando los líderes de esta nación
establezcan políticas públicas
funcionales que sean para todo el colectivo y no una minoría, cuando dejemos de
culpar a los líderes de lo que han hecho con nuestro país y asumamos con responsabilidad
que ellos están allí porque fueron electos por nosotros mismos, cuando dejemos
de ser victimas y asumamos nuestras responsabilidades, cuando dejemos de preocuparnos
y nos ocupemos de nuestro presente, cuando tengas y sientas compasión por los
otros y no lastima, pues la lastima es un irrespeto hacia el otro y hacia ti también,
cuando asumas que somos seres humanos diferentes, libres de pensar y opinar lo que para cada uno
es su verdad, y al aceptar la diferencia del otro comenzamos a recorrer el
camino para un gran aprendizaje, cuando dejemos de juzgar porque el juzgar es
el fin de la paz y la negación a crecer y aprender del otro.

Seguiremos sumando cambios; cuando
dejemos de señalar a las personas que progresan y cada quien defina y ejecute
sus proyectos de vida, cuando contrates a un experto en un trabajo, y no
recibas el trabajo de acuerdo a lo convenido porque falten piezas, porque no
esta terminado a la fecha o tengas que rogarles e incluso amenazarles para que
te hagan el trabajo, cuando otros le pongan precio a tu trabajo porque no te
creen merecedor de tus talentos, cuando decidas pagar de forma constante y
consecuente los servicios básicos como el agua, la energía eléctrica, el gas,
los alimentos, la educación de primera etapa, entre otras y los recibas
interrumpidamente, cuando comprendas que
prestar un servicio es cuestión de actitud
positiva, cuando tengas un trabajo y si no te gusta simplemente te retires,
porque entonces si sigues allí, te convertirás en un cáncer para la empresa.

El país cambiará; cuando
comprendas que si a tus hijos le das en exceso, ellos te demandaran en exceso,
porque el crecimiento y desarrollo de nuestros hijos tienen sus etapas y según las
mismas debemos de orientarlos; cuando tengamos claramente las diferencias entre
necesidades y deseos de nuestros hijos; cuando los profesionales de todas las índoles respeten
a sus clientes y les den el valor que
ellos se merecen; cuando los profesionales de la salud no dejen esperando a sus
pacientes por mas de tres horas frente a un consultorio ten empatía con ellos se lo merecen no son responsables
de que cabalgues horario organízate; cuando asumamos que la gente elige en lo
que quiera creer; que en la vida no podemos esperar nada de nadie ni siquiera
de nuestros hijos y padres; cuando verdaderamente desarrolles un vinculo
afectivo y no material con tus hijos; cuando dejes de ocuparte excesivamente por el trabajo en la búsqueda de poder económico
y te ocupes del cuidado y la atención de
tus hijos como nuestra primera sociedad; cuando aprendes de verdad a escuchar a
tus hijos y realmente entres en intimidad con ellos y con el resto de la
familia, eso es comunicación; cuando dejemos que los niños pasen excesivo
tiempo viendo la televisión sin una correcta orientación familiar y en muchos
casos sin una correcta programación educativa; cuando asumamos nuestras
responsabilidades y dejemos de culpar a los demás; cuando como sociedad comprendamos que el cambio y la transformación
de nuestra nación nos corresponde a todos sin excepción y no a una minoría…

Cuando tu,
yo, y los otros comprendan que todo lo que nos sucede es cuestión de CONSCIENCIA.

Recuerda que todas estas
situaciones, son conductas basadas en nuestros pensamientos y como tal se
pueden desaprender por unos positivos. Toma la decisión de tu propio cambio y así
nuestro País cambiará, es tu oportunidad de elegir, solo se necesita tener una consciencia
despierta. @LeninTorresS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *