Problemas estomacales, pensamientos y emociones

Desde
el contexto emocional, el sentido biológico del aparato digestivo es la
aceptación. Cuando hay problemas de estómago, eso significa generalmente que la
persona que sufre de acidez, indigestión o ulceración estomacal, no sabe cómo
asimilar las nuevas experiencias que la vida y el entorno le ofrece, es incapaz
de digerir o asimilar lo nuevo en su vida, es decir; tiene temor a lo nuevo, por
lo cual ese individuo comienza a manifestar miedos. Otros de los eventos que pueden
generar acidez, indigestión o ulceración estomacal, es que las personas que las
padecen pueden estar viviendo situaciones de terror, angustia o las personas pueden
estar pasando situaciones que se quejan por todo, ya que viven una vida basada
en la negatividad. Igualmente puede darse
por la no asimilación de la realidad que los rodean ni las emociones. Igualmente
esas personas pueden estar viviendo necesidad de amor y alimento espiritual,
por lo que pudieran desarrollar conflicto entre lo que se quiere y lo que esta viviendo

En ese
sentido, todos los problemas del estómago antes señalados, se relacionan con la
dificultad para aceptar o digerir a una persona o a un acontecimiento. La
persona que los padece manifiesta intolerancia y temor ante “lo que no es de su
agrado”. Se resiste a las ideas nuevas, sobre todo a las que
no proceden de ella. Tiene dificultad para adaptarse a alguien o a algo
que va contra sus planes, sus hábitos y su manera de vivir. Tiene un crítico
interior muy fuerte que le impide ceder y dejar hablar a su corazón, al cual no
quiere aceptar incondicionalmente. Es posible que también se acuse a sí mismo
de falta de audacia.

Es importante señalar
que la
acidez, indigestión o ulceración
estomacal
están relacionados
biológicamente con la aceptación, es sencillamente “lo que quiere comunicar el estómago
a las personas”, que dejen de querer controlarlo todo, que suelten el querer tener
la razón y que las ideas de los otros también son importantes. De igual forma
otro de los mensajes que el estomago quiere transmitir, es que en lugar de querer
cambiar a los demás o a una situación determinada, se debe tomar consciencia de
la propia capacidad para hacer la propia vida. Que se debe confiar en si mismo
y en los demás, de la misma forma que se debe confiar en que el estómago es
capaz de digerir los alimentos. No se necesita decirle al cuerpo cómo ser un
cuerpo ni cómo digerir. Lo mismo debe suceder con el entorno. Todos y cada uno de
los seres humanos tienen maneras y formas diferentes de ver la vida.

No es casualidad que el estómago esté ubicado en la región
del corazón. Por ello, se debe aceptar a todos con amor, es decir, aceptar las
particularidades de todos y cada una de las personas. Los pensamientos que
alimentas del tipo “es injusto”, “no es correcto”, ¨no seré
capaz” ¨soy torpe”, entre otros pensamientos negativos, no benefician
a nadie, al contrario bloquean los proceso evolutivos del ser, así como el estómago
bloquea la digestión. Si te vuelves tolerante hacia los demás, tolerarás mejor
los alimentos que ingieres. El estómago recibe el alimento y lo digiere para
colmar las diferentes necesidades de tu cuerpo en vitaminas, en proteínas y
todo lo que necesita el cuerpo. Cada estómago tiene su propio funcionamiento.
Por más que la forma general sea la misma, la digestión puede ser diferente de
una persona a la otra. Así, la forma de un estómago está en relación con la
personalidad de cada ser humano.

Es por ello, que el estómago refleja el modo en que un ser absorbe
e íntegra su realidad y su capacidad de digerir las nuevas ideas o las nuevas
situaciones. Por tanto los problemas de estómago aparecen cuando la realidad
cotidiana está en conflicto con los deseos y las necesidades. Estos conflictos
se vuelven a encontrar habitualmente al nivel de las relaciones familiares, o
al nivel de las relaciones de trabajo, al igual que en cualquier contexto social.

Afirmación: Digiero
todas las nuevas experiencias en paz y con alegría.
La vida me sienta bien. Asimilo los nuevos momentos que
me ofrece cada día. Todo está bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *