Sabes que tu forma de pensar puede ser la causa de TUS MIGRAñAS.

Una migraña es un dolor de cabeza recidivante, pulsátil e
intenso
que habitualmente afecta a un lado de
la cabeza, aunque puede afectar a ambos. El dolor empieza repentinamente y
puede estar precedido o acompañado de síntomas visuales, neurológicos o incluso
gastrointestinales; lo cual esos síntomas están representados por ¨ Ya no quiero ver y no quiero digerir lo que sucede en mi
vida¨, en la relación cuerpo-mente.

Ahora bien, en ese campo de las emociones y su conexión cuerpo
mente, esta enfermedad tiene una relación directa con el YO SOY de la persona
afectada, las cuales
las
pueden producir muchos factores, desde un estreñimiento, tensión nerviosa,
stress, ayuno, intolerancias y alergias ante un alimento, insatisfacción sexual
(falta orgasmos), resistencia ante el fluir de la vida, auto-critica,
invalidación de uno mismo, miedo, al igual, la pueden generar los conflicto de controlar y buscar siempre
una solución a todo, el no tomar decisiones, e incluso las lealtades
familiares.

En ese sentido, se destaca que las migrañas se las crean las personas que
quieren ser perfectas y que se imponen a sí mismas una presión excesiva. En
ellas está en juego una intensa cólera reprimida, debido la mayoría de las
veces a sentir culpable por atreverse a cuestionar a aquellos que tienen mucha
influencia sobre ellos. Incluso puede no ser consciente de lo que realmente
quiere. Con frecuencia vive en el “no puedo”, hasta el extremo de
vivir a la sombra de alguien. Además, las personas que sufren de migrañas
suelen tener dificultades en su vida sexual porque no están en contacto con su
poder creativo, simbolizado por la región de los órganos genitales, lo que se
les puede sumar los temores sexuales.

Entonces, si padeces de migrañas, sólo te queda
plantearte la pregunta siguiente: “Si todas las circunstancias hubieran
sido o fueran perfectas a mi alrededor, qué es lo que hubiera querido SER o qué
es lo que quiero SER ?”. A continuación, observa lo que te ha impedido
manifestarlo hasta este momento y descubrirás la forma de pensar que te
perjudica, que te impide ser tú mismo. Ya no necesitas creer que dependiendo de
los demás vas a ser querido. Por el contrario, concédete el derecho de tener
esos temores y de tomarte el tiempo necesario para llegar a tu meta.

De igual forma, si quieres resolver los conflictos de
migraña, desde la posibilidad hay que tomar consciencia de que se esta huyendo, que situación
en mi vida me molesta me molesta o he dejado de comprender, para así poder cambiar
las cosas y pasar a la acción.

Afirma: Dejo los acontecimientos fluir libremente en mi vida
y recibo a cambio alegría, paz, armonía.

Observación importante: Debemos
analizar la dieta que tenemos, porque se ha demostrado que ciertos alimentos
favorecen las crisis, por ejemplo, el chocolate, los quesos fuertes, los
cítricos, el alcohol, los plátanos demasiado maduros y las grasas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *